Los 10 venenos más peligrosos del mundo

0
949

Tendemos a pensar que los venenos solo son elementos que encontramos dentro de un drama de Shakespeare o al leer una novela de Agatha Christie. Sin embargo, estas sustancias capaces de provocar la muerte están a nuestro alrededor, en limpias botellas bajo el fregadero de la cocina, en el agua que bebemos e incluso en nuestra sangre. Como dijo alguien en una ocasión, el veneno sólo es una cuestión de dosis.

Estos son los 10 venenos más peligrosos del mundo. Algunos muy exóticos y raros de encontrar y otros no tanto.

1. El cianuro de hidrógeno

A pesar de su terrible pasado, el cianuro tiene una historia rica y fructífera. Algunos científicos creen que puede haber sido una de las sustancias químicas responsables de la vida en la tierra. Hoy en día es más conocido como el agente de la muerte, el ingrediente activo del Zyklon B, el cual usaron los nazis para exterminar a cientos de miles de judíos en las cámaras de gas. El cianuro es la sustancia química utilizada en las cámaras de gas de algunos estados de Estados Unidos como aplicación de la pena de muerte. Los que han estado en contacto con él dicen que huele a almendras dulces. La muertes por cianuro se produce al unirse a las células sanguíneas, quitándoles su capacidad de transportar el oxígeno por el cuerpo. En la mayoría de los estados de EE.UU. han prohibido el uso de la cámara de gas, por ser una muerte demasiado cruel. La muerte puede tardar varios minutos en ocurrir y a menudo se puede ver al condenado luchar desesperadamente por vivir.

2. El ácido fluorhídrico

Se utilizan en industrias tales como la fabricación de acero e incluso para producir teflón. Hay ácidos que son mucho más potentes que el fluorhídrico, pero pocos de ellos son más peligrosos para los seres humanos. En forma gaseosa puede quemar fácilmente los ojos y los pulmones, pero en forma líquida es particularmente insidioso. Cuando se expone a la carne humana no se produce inicialmente ningún tipo de dolor. El hecho de que no duela nada significa que las personas pueden estar en grave riesgo y ni siquiera darse cuenta. Penetra a través de la piel en el torrente sanguíneo donde reacciona con el calcio, destruyendo los huesos.

3. Batracotoxina

Afortunadamente para la mayoría de nosotros, la posibilidad de entrar en contacto con la batracotoxina es extremadamente pequeña. Es una de las neurotoxinas más potentes en el mundo y se encuentra en la piel de pequeñas ranas venenosas. Las ranas en sí mismas no producen el veneno, se crea a partir de los alimentos que consumen, lo más probable es que se trate de pequeños escarabajos. Hay varias versiones diferentes, dependiendo de la especie, pero la más peligrosa es la rana venenosa dorada de Colombia. Esta pequeña criatura es lo suficientemente pequeña como para caber en la punta de un dedo, pero esta rana produce suficiente batracotoxina como para matar a unas dos docenas de personas, o un par de elefantes. La toxina actúa al atacar los nervios, abriendo los canales de sodio y causando parálisis, de hecho, cortando la capacidad de comunicación del cuerpo con el mismo. No existe un antídoto conocido y se produce la muerte rápidamente.

4. Gas nervioso VX

Desde la Convención sobre Armas Químicas de 1993 las existencias mundiales de dichas armas químicas se están eliminando gradualmente. Entre las prohibiciones figura el gas VX, el agente nervioso más potente del mundo. Fue descubierto por casualidad en 1952 durante unos experimentos con organofosforados, y rápidamente se apreció sus peligroso potencial. Originalmente salió a la venta como un pesticida llamado Amiton, pero fue retirado de la venta porque era demasiado peligroso para la sociedad. Pronto atrajo la atención de los gobiernos de todo el mundo, y durante la Guerra Fría, se almacenó para su uso potencial como arma de guerra. Afortunadamente, el gas VX nunca fue utilizado en combate. Los primeros síntomas de la exposición percutánea (contacto con la piel) pueden ser espasmos musculares, irritación, quemaduras o la sudoración en el área de exposición. Algunos de los primeros síntomas que se produce al inhalar VX puede ser rinorrea (secreción nasal), sensación de opresión en el pecho con falta de aire (broncoconstricción), tos, dolores de cabeza, náuseas, vómitos, perdida de coordinación y hasta la muerte. El VX podría causar daño al sistema nervioso, causando entumecimiento, hormigueo o debilidad en las manos y los pies.

El VX es el agente nervioso más tóxico que haya sido sintetizado jamás. Se estima que la dosis letal (DL50) para el ser humano, es alrededor de 10 miligramos a través del contacto con la piel, y la LCt50 por inhalación se estima unos 30 a 50 mg·min/m³.

5. Agente Naranja

Fue suministrado por las empresas Hecho Dow Chemical y Monsanto al ejercito estadounidense durante la guerra de Vietnam, para destruir la vegetación en la que se refugiaban los soldados enemigos así como las cosechas en zonas rurales. Desafortunadamente, además de matar las plantas como un herbicida, contiene una sustancia química llamada dioxina TCDD, un conocido carcinógeno, lo que provoca un aumento significativo en los casos de cáncer, especialmente el linfoma. Además, decenas de miles de niños vietnamitas murieron o sufren defectos congénitos, tales como como labio leporino, dedos de más, y retraso mental. Vietnam sigue estando en la actualidad muy contaminado por dicho veneno.

6. La ricina

Producido a partir de las semillas del ricino, la ricina es uno de los venenos más mortales que se conocen. Una dosis del tamaño de unos granos de sal es suficiente para matar a un adulto. Funciona al detener la producción de proteínas necesarias para la supervivencia y ocasiona en la víctima un estado de shock. Debido a la facilidad de su producción, la ricina fue utilizada como arma por muchos gobiernos del mundo. Así, en 1978 el disidente búlgaro Georgi Markov fue asesinado en las calles de Londres al ser pinchado con la punta de un paraguas que llevaba impregnado este veneno. Se cree que la KGB fue responsable de este asesinato, usando para ello a un agente secreto búlgaro.

7. Arsénico

El arsénico es un metaloide que se ha sido utilizado durante siglos en muchos sectores, desde la forja de armas hasta la producción de cosméticos durante la época victoriana (cuando las mujeres consideraban la palidez como sinónimo de clase alta). En la Edad Media se produjeron muchos asesinatos por arsénico, ya que los síntomas del envenenamiento se asemejan a los del cólera, enfermedad común en aquellos años. Actúa al afectar la enzima ATP de las células humanas, detiene la transferencia de energía. En concentraciones grandes, el arsénico provoca trastornos gastrointestinales, convulsiones, coma y muerte. Sin embargo, el arsénico es frecuente en estado natural y lo consumimos casi a diario. La ingesta diaria de 12 a 15 μg puede obtenerse sin problemas con la dieta diaria de carnes, pescados, vegetales y cereales, siendo los peces y crustáceos los que más contenido de arsénico presentan, generalmente en forma de arsenobetaina menos tóxica que el arsénico inorgánico.

8. Plomo.

El plomo es uno de los primeros metales utilizados por la humanidad ya que se tiene constancia de que se fundió hace más de 8.000 años. Sin embargo hasta hace unas décadas no se tenía idea de lo peligroso que es. El plomo ataca cada órgano del cuerpo humano, y una gran intoxicación produce síntomas que van desde la diarrea hasta el retraso mental. Los niños son particularmente susceptibles: este veneno causa un daño neurológico permanente durante el desarrollo fetal. Hay quien ha relacionado la intoxicación por plomo con una mayor propensión ha realizar actos violentos. Muchos criminólogos creen que se ha producido una disminución de crímenes violentos desde que se comenzó a regular la exposición al plomo.

9. Brodifacum

Inmediatamente después de la Segunda Guerra Mundial se empezó a usar el veneno brodifacoum para combatir a los roedores (y, por extraño que parezca, como medio para alterar la sangre en personas con trastornos de la coagulación). Sin embargo, muchas ratas desarrollaron una resistencia natural al brodifacoum. El brodifacum es un anticoagulante muy peligroso que trabaja mediante la reducción de la cantidad de vitamina K en la sangre. Dado que la vitamina K es esencial en la coagulación de la sangre, en última instancia, el cuerpo produce una hemorragia interna masiva ya que la sangre se filtra fuera de los vasos más pequeños. El brodifacum se vende bajo varias marcas comerciales, y se debe utilizar con precaución, ya que puede penetrar fácilmente la piel y permanece en el cuerpo durante varios meses.

10. Estricnina

El alcaloide estricnina se obtiene de las semillas del árbol Strychnos, la nuez vomica, es una sustancia utilizada como plaguicida, en particular contra los roedores. La muerte causada por la estricnina es dolorosa, como neurotoxina que es, afecta a los nervios de la columna vertebral, haciendo que el cuerpo se distorsione y se produzcan espasmos cuando los músculos se comprimen en contra de su voluntad.

¿Qué opinas de de esto? Comparte un comentario!

comentarios