Wednesday, October 5, 2022
spot_img

Lo último

Antropología de las bebidas alcohólicas

Comparte esta publicación con tus amigos

Como buen post de domingo en OjoCientífico, este abre la mente y nos deja pensando. Escribo estas líneas enteramente atrapado por la teoría de Ryan Murdock, antropólogo y viajero trotamundos que ha esbozado algunas consideraciones sobre la cultura, el paisaje y las bebidas alcohólicas de cada país que me han convencido sin tregua.

La piedra angular de la cuestión es la cultura. La ecología cultural, disciplina aún fuertemente vigente, sostiene que el paisaje moldea la cultura. Partiendo de esa base, Murdock apunta que entre los aspectos culturales afectados se encuentra la tradición alcohólica de cada país, que varía fuertemente de un lugar del mundo a otro.

Comencemos por los ejemplos más claros. Rusia y los países escandinavos han buscado una bebida que los mantenga calientes, y que además no por casualidad es seca y helada en apariencia, tal como el aire helado que sus narices respiran. Es el vodka, y cualquiera está de acuerdo en que esta bebida es marca registrada de los rusos.

En Europa del sur y central, la tendencia la marcan dos bebidas: las cervezas y los vinos. Las primeras son para países fiesteros y bulliciosos (Alemania, Bélgica, Holanda…), el vino viaja a lo largo del sur, con la tranquilidad contemplativa del mediterráneo, característica que define a los amantes del vino, que calmos gustan de disfrutar y saborear esta bebida.

En América central el ron marca el ritmo, y los climas cálidos demandan esta bebida, que acompasa el calor interno con el externo. Así mismo los mexicanos muestran una tendencia climática similar expresada a través del consumo de tequila.

Sin embargo, Estados Unidos, país con infinidad de paisajes y climas heterogéneos, no deja de representar uno de los más claros ejemplos. Haciendo juego con su cosmopolitismo y su diversidad cultural, los norteamericanos se definen por los cócteles, que expresan un poco de cada cultura en una bebida común.

Para mí, estudiante de antropología los presupuestos teóricos son excelentes, y si bien puede resultar una teoría vacía y reduccionista, desprovista de significación real; invito entonces a pensar una vez más y a compartir opiniones sobre este trinomio paisaje-cultura-bebida.

Compártelo!

Comparte esta publicación con tus amigos:

Latest Posts

spot_imgspot_img

Síguenos en las redes sociales

No te lo pierdas

Suscríbete

Suscríbete al boletín de y recibe las últimas y mejores Curiosidades.