en

Curso de fotografía Gratis Online

Capítulo: ¿Qué es una cámara fotográfica?

Se puede decir que una cámara fotográfica es una caja oscura que deja pasar la luz el tiempo justo para que ésta imprima en una película, sensible a la luz, la imagen enfocada.

Los elementos más básicos de la fotografía son la cámara, el sujeto u objeto que se va a fotografiar y la luz existente.

Existen más conceptos básicos que se irán explicando poco a poco en el curso.

La cámara tiene un objetivo en un extremo que enfoca un rayo de luz desde el sujeto a la película. En el otro extremo existe un compartimiento para la película. Una abertura variable o diafragma, limita el tamaño del rayo de luz que penetra (apertura de diafragma). Un obturador controla el tiempo que la película está expuesta a la luz (tiempo de exposición). Se observa la escena a través de un visor. Para elegir el momento de la exposición posee un disparador.

Capítulo: El objetivo

El objetivo enfoca un rayo de luz desde el sujeto a la película. Consta de una o varias lentes de forma convexa que proyecta los rayos de luz que lo atraviesan en un punto llamado foco. Cuando enfocamos con la cámara en realidad alejamos o acercamos el objetivo para obtener un foco nítido.

La distancia entre el foco y el diafragma del objetivo es lo que llamamos la distancia focal. Modificando la distancia focal se consigue enfocar al sujeto más de cerca o más lejos. Con una distancia focal de 50 mm se consigue una visión lo más parecida al ojo humano.

Todo objetivo tiene una distancia mínima respecto al sujeto. Si tratamos de hacer una fotografía por debajo de dicha distancia el objetivo no podrá enfocar.

Tipos de objetivos.- Veamos los cinco tipos de objetivos que hay.

Normal: los objetivos normales tienen una distancia focal de 50 mm para darle una perspectiva similar a la del ojo humano. Se recomiendan para la fotografía de propósitos generales y son ideales para aprender los principios básicos de la fotografía.

Gran angular: los objetivos de gran angular (distancias focales de menos de 50 mm) capturan tomas más anchas que la normal. Le dan una mayor sensación de profundidad y son útiles para fotografiar paisajes o grupos de personas.

Teleobjetivo: los teleobjetivos tienen distancias focales de más de 50 mm y permiten hacer fotografías a gran distancia. Son también ideales para hacer retratos y primeros planos.

Macro: sirven para obtener un acercamiento máximo. La distancia mínima del objetivo al sujeto es muy inferior al resto de tipos de objetivo. También son ideales para fotografiar insectos y flores.

Zoom: este tipo de objetivo permite, a diferencia del resto, variar la distancia focal sin cambiar el objetivo. Con esta característica se encuentran los zooms gran angular y teleobjetivos. Son los más versátiles y la opción más económica para tener un rango de distancias focales. Por el contrario, este tipo de objetivo ofrece menor luminosidad que los demás.

Capítulo: El compartimento de la película

El compartimento de la película es el hueco donde se aloja la película. En él no puede entrar la luz más que en el momento de la exposición, y a través del obturador. Si no es así la película se velará y se perderán las fotos.

Por cada exposición el carrete va avanzando y enrollándose en un cilindro. Cuando se acabe la película se volverá a enrollar dentro del carrete, y así estar protegida de la luz al sacarla de la cámara.

A la hora de manipular la película dentro de compartimento se debe mantener fuera del polvo y no presionar el obturador, que pueden ser unas delicadas cortinillas como en la imagen.

El diafragma.- El diafragma es una parte del objetivo que limita el rayo de luz que penetra. Funciona como el iris del ojo humano, abriéndose o cerrándose para permitir que entre más o menos luz.

Lo abierto que está el objetivo es lo que se llama apertura de diafragma.

En las cámaras manuales controlamos el diafragma mediante una rueda del objetivo y en las cámaras automáticas se puede regular mediante botones.

Los objetivos tienen una apertura máxima, por ello, si son objetivos con distancia focal fija la apertura máxima es fija, para zooms la apertura máxima va cambiando según varía la distancia focal.

Para conseguir el equilibrio de luz en cada exposición se combina la apertura de diafragma con el tiempo de exposición. Es decir, que si se aumenta la apertura de diafragma (más luminosidad) hay que reducir el tiempo de exposición (tiempo que la película está expuesta a la luz) o si no la fotografía sería muy clara (sobreexpuesta). Igualmente, para captar la luz que hay en la escena, si se reduce la apertura de diafragma (menos luminosidad) hay que alargar la exposición, sino quedaría una imagen oscura (subexpuesta).

La apertura de diafragma se mide en números f. El menor de los números indica la apertura máxima. La relación entre los números f es que cada vez que se pasa de un número a uno menor, la luminosidad se reduce a la mitad, de modo que f11, por ejemplo, tiene el doble de luminosidad que f16 y la mitad que f8.

La escala de números f básica es la siguiente: 

f1, f1.4, f2, f2.8, f4, f5.6, f8, f11, f16, f22, f32, f45…

Ejemplo de una exposición.- Estas dos fotografías serán capaces de captar la misma luminosidad. La primera aumentará la apertura de diafragma (reduciendo el tiempo de exposición). La segunda duplicará el tiempo de exposición. Para que la imagen no resulte clara (sobreexpuesta) se cierra el diafragma, dejando pasar la mitad de luz que en el caso anterior.

Aunque ambas capten la misma luminosidad encontraremos diferencias entre ellas. Estas diferencias se entenderán en el próximo tema “cómo hacer fotos”.

Tiempo exposición: 1/120

Apertura: f5.6

La misma exposición:

Tiempo exposición: 1/60

Apertura: f8

Capítulo: El obturador

El obturador limita el tiempo que el rayo de luz penetra en la cámara y expone la película. Mediante el obturador se controla el tiempo necesario para que la película se exponga el tiempo justo a la luz.

El obturador es un mecanismo muy preciso y rápido que permite limitar la exposición a tiempos muy pequeños.

Habitualmente los tiempos de exposición varían desde segundos (para condiciones de luz muy malas) a milésimas de segundo (para fotografías muy rápidas). Los tiempos más usuales, en segundos, son:

…4, 2, 1, 1/2, 1/4, 1/8, 1/15, 1/30, 1/60, 1/125, 1/250, 1/500, 1/1000, 1/2000…

En las cámaras manuales el tiempo de exposición se regula mediante una rueda similar a la de la imagen y en las cámaras automáticas se regula mediante botones. Por ejemplo, la velocidad 125 corresponde a 1/125 segundos.

Tanto en las cámaras automáticas como en las manuales se puede elegir una apertura determinada y obtener un tiempo de exposición estimado, y viceversa.

Las aplicaciones del tiempo de exposición se explicarán en próximas unidades.

Capítulo: El visor

 El visor es un dispositivo a través del cual se observa al sujeto que será fotografiado, haciendo posible componer la escena y enfocar. Principalmente hay dos tipos de visores:

Visor directo: se llama así porque el dispositivo visor es independiente del objetivo. El sujeto se ve a través de un sistema óptico montado en un tubo en el que aparece encuadrado el área de la escena cubierta por el objetivo. Este tipo de objetivos es el que suelen usar las cámaras compactas, en las que no es necesario enfocar. Este tipo de cámaras montan un objetivo fijo que proporciona una imagen nítida en un rango de 2 a infinitos metros.

Visor reflex: la imagen proyectada en la película por el objetivo esta boca abajo e invertida lateralmente. El visor reflex utiliza un espejo para volverla boca arriba y un pentaprisma (bloque de cristal de cinco caras, tres de ellas plateadas), para corregir la inversión lateral, por tanto el fotógrafo contempla la escena en su posición real.

Este es el tipo de visor que llevan las cámaras SLR, también llamadas reflex por esta razón.

El visor directo tiene un problema llamado paralelaje, acentuado en las fotografías en las que el sujeto está cerca de la cámara. Tal como muestra la imagen, este problema consiste en que la imagen visualizada a través del visor no coincide con la imagen enfocada por el objetivo. Esta es la razón por la que se han creado otros sistemas como el visor reflex.

Capítulo: Tipos de películas

  1. Según color: el color en la fotografía no depende de la cámara sino de la película que puede ser en color o en blanco y negro.

2. Según formato:

Papel: película para ser revelada en papel. Los colores aparecen invertidos en la película.

Diapositiva: La propia película se monta en soportes de plástico para ser proyectada. Los colores aparecen en positivo en la película.

3.Número de exposiciones: los hay de 12, 24, 36 exposiciones. Dependiendo de la ocasión puede interesar más utilizar uno u otro. Habitualmente resultan más económicas, por exposición, las películas de 36 exposiciones.

4.DX: cuando se monta una película en la cámara, hay que indicarle a ésta cuál es la sensibilidad de la película. DX es un sistema que configura la sensibilidad en la cámara de forma automática y la cámara debe soportarlo. No ocurre nada si se utiliza una película DX en una cámara que no soporta el sistema, ni si utiliza una película sin DX en una cámara que sí lo soporta. Para saber si una película lo soporta ha de aparecer un logotipo similar a este en la caja.

5. Sensibilidad: la sensibilidad se mide según el estándar ASA, de ISO (International Standard Organization). A mayor sensibilidad la película es capaz de captar mayor luminosidad, con lo cual se necesitará menor tiempo de exposición o apertura de diafragma. A mayor sensibilidad la definición de la película disminuye, siendo el grano mayor. De esta forma hay que encontrar un punto medio óptimo entre definición y luminosidad.

Según el estándar ASA cuanto menor es el número del tamaño del grano, menor es la sensibilidad, teniendo en cuenta que hay sensibilidades típicas de 100, 200, 400, 800, 1600 ASA. Una película 200 ASA proporciona el doble de luminosidad que una película 100 ASA y la mitad que una 400 ASA.

Capítulo: Tipos de cámaras

En el mercado se pueden encontrar multitud de tipos de cámaras fotográficas. Según el tamaño y formato de la película, tipo de visor, digitales, compactas, manuales, automáticas, etc.. Para los fines que persigue este curso, la cámara más versátil y completa es la cámara con película de 35mm, reflex (también llamado SLR), ya sea automática o manual.

Bifocal

Compacta

Digital y SLR

¿Por qué es la más adecuada? Este tipo de cámara nos permite ajustar la apertura de diafragma, el tiempo de exposición, el enfoque, y el zoom si el objetivo lo permite; ya sea de forma manual o automática. Nos ofrece un encuadre real al utilizar visor reflex. En la mayoría de los casos nos permite intercambiar objetivos en un mismo cuerpo.

Grado de automatismo.- Las cámaras SLR pueden ser manuales o automáticas. Generalmente las automáticas permiten ser manejadas de forma manual. Los elementos que se suelen automatizar son:

-Avance y rebobinado de película: En las cámaras manuales hay que avanzar mediante una palanca y rebobinar manualmente cuando el carrete se acaba.

-Detección de la sensibilidad de la película (sistema DX): Al introducir la película la cámara detecta automáticamente la sensibilidad de la película y se configura para esta.

-Enfoque: para que una cámara sea AUTOFOCUS, tanto el cuerpo de ésta como los objetivos han de serlo.

-Cálculo del tiempo de exposición a partir de una apertura de diafragma o viceversa.

-Autodisparo.

-Programas: la cámara proporciona una serie de modos predefinidos para fotografías como paisajes, retratos, objetos en movimiento, etc… Estos programas juegan con la apertura de diafragma y con la velocidad de exposición principalmente.

-Compensación de exposición: para corregir los errores de exposición en nieve y playa, por ejemplo. De esta cuestión se hablará en el próximo tema.

-Eliminación de ojos rojos con flash.

Una cámara puede ser automática en parte de estos elementos y no serlo en otros.

Capítulo: Mantenimiento del material (I)

  Este e-mail lo dedicamos al cuidado de los elementos que conforman una cámara fotográfica.

1.Consejos de tratamiento:

-No exponer la cámara a humedad extrema.

-No dejar la cámara en lugares expuestos a mucha temperatura, por ejemplo la guantera de un coche, o al sol en el campo.

-Guardar la cámara en fundas almohadilladas.

-Llevar la cámara colgada evitará que se caiga al suelo. Nunca la lleves con la correa colgando del cuello, llévala colgando del hombro. Esta opción es mejor ya que si te caes de frente, lo primero que se golpea es el objetivo.

Los objetivos.- Guardarlos siempre en lugares secos con sus respectivas tapas. Si no lo hacemos de esta manera, corremos el riesgo de que sean atacados por hongos. En casos extremos, los hongos terminan deteriorando los cristales.

Equipar todos los objetivos con un filtro UV o Skylight y dejárselo permanentemente y que sean de buena calidad. Estos filtros no interfieren en el color (al contrario) y nos salvan de que toquemos descuidadamente los cristales.

En caso de tocar el cristal, limpiar en seco con un trapo que no deje pelusa o con papel óptico, pero tratemos de evitarlo.

El polvo lo quitamos con un pincel de pelo de marta y si se limpian con líquido para lentes, no aplicar sobre las lentes directamente sino sobre un pañuelo suave.

El cuerpo.- Antes de abrir el cuerpo, debemos mover la ruedita bobinadora de película, o en cámaras AF, mirar por la ventanita si no hay película en su interior. Si llegase a haber película sin rebobinar en el interior y nosotros abrimos se velarían todas las fotos.

-Limpiar con un pincel de pelo de marta las guías de la película. Estas se encuentran en el compartimiento de la película.

-NUNCA presiones el obturador con un trapo. Si hay que sacarle el polvo, usar un pincel de pelo de marta muy suavemente.

-Para limpiar la cosmética de la cámara, podemos usar cualquier lustra muebles.

-Tratar de no tocar el espejo. Cualquier roce puede provocar un rayón en el cromado del mismo, así como afectar su alineación y movimiento.

-No utilizar nunca aire comprimido para limpiar el interior de la cámara, porque puede dañar piezas sensibles en el interior.

-No manipular el interior de una cámara, se puede recibir una descarga si se toca un circuito de alta tensión.

-Si vamos a la playa, al regresar de vacaciones debemos llevar la cámara al servicio técnico para que le realice una limpieza, por mas que la cámara funcione perfectamente. Si no lo hacemos, corremos el riesgo de que la arena que se haya infiltrado en las partes mecánicas de la cámara terminen haciendo un desastre.

-Si accidentalmente nuestra cámara cae al mar (nunca esta de más este consejo), coloca la cámara así como está, dentro de una bolsa llena de agua y llévala enseguida al servicio técnico. Si no realizamos esto, al secarse la salitre, oxidará todas las partes mecánicas.

Capítulo: Mantenimiento del material (II)

Continuamos explicándole algunos consejos sobre el cuidado de la cámara.

Sobre el flash.- Si se usa flash de zapata delicada, apagar el flash antes de sacarlo de la zapata (igual para colocarlo). De otra manera, corremos el riesgo de quemar los circuitos eléctricos.

-Es recomendable quitarle las pilas cuando no se utilice.

-Al almacenarlo tratar de mantenerlo en un lugar seco y frío.

Las pilas.- Veamos ahora algunos consejos para el mantenimiento de las pilas.

-Nunca dejar las pilas puestas en periodos de larga inactividad.

-Nunca almacenar baterías de NiCad vacías. Siempre guardarlas cargadas.

-Utilizar sólo las pilas especificadas en el manual de la cámara.

-No instalar nunca las pilas con las polaridades invertidas.

-No exponer las pilas al fuego o altas temperaturas.

-No mezclar pilas de distintos tipos, marcas o antigüedad.

Importante: Desechar las pilas de litio en un establecimiento de fotografía, pues no son biodegradables.

Almacenamiento.- Nos ocupamos ahora de los consejos para guardar las pilas.

-Instalar las tapas protectoras.

-Guardar en un lugar frío, seco y bien ventilado.

-Oprimir periódicamente el obturador para comprobar que funciona correctamente.

Capítulo: Cómo hacer fotos – Elección de la película

El primer paso al ir a hacer fotos es elegir la película. Si la elección es correcta puede evitarnos muchos quebraderos de cabeza. En el tema anterior pudimos ver los distintos tipos de película que nos podemos encontrar en el mercado. Los conceptos que vamos a manejar en este apartado son los de sensibilidad y tamaño de grano. Como se puede apreciar, al aumentar la sensibilidad disminuye la definición. Hay películas de gran sensibilidad que tienen tamaño de grano bastante aceptable. Lo que nos va a determinar la sensibilidad que necesitamos serán las condiciones de luminosidad y el movimiento del sujeto.

Al utilizar una película con el doble de sensibilidad que otra obtenemos el doble de luminosidad, por tanto utilizaremos la mitad del tiempo de exposición. Igualmente, si utilizamos una película con la mitad de sensibilidad que otra necesitaremos el doble de tiempo para hacer la misma exposición. Para fotografías al aire libre con bastante luz o para sujetos estáticos, se puede utilizar una película 100 ASA. Ésta proporciona la máxima definición. También se recomienda para fotografías nocturnas con tiempos de exposición muy largo.

Para un uso mixto se recomienda una película 200 ASA, que es un punto intermedio entre definición y sensibilidad. Para condiciones de luz malas, por ejemplo interiores, se recomienda utilizar al menos una película 400 ASA. Hay películas de mayor sensibilidad, pero no se suelen utilizar habitualmente. También son recomendables para objetivos con poca luminosidad, zooms y para congelar el movimiento de sujetos muy rápidos.

Capítulo: La composición (I)

Podemos decir que la situación de los objetos en la escena de una fotografía conforman lo que se llama composición. Componer una fotografía es buscar la mejor vista de una escena, haciéndola llamativa. A continuación se muestran unos consejos para hacer la composición.

La regla de los 1/3 – 2/3.- Un sujeto no tiene porque estar situado en el centro de la escena, pues se podrían dejar partes de la fotografía vacías. Es recomendable ocupar la mayor parte de la fotografía para obtener mejores resultados.

Dividimos hipotéticamente el marco en tercios tanto vertical como horizontalmente. Trataremos de que las líneas más importantes de una fotografía se ajusten a esos tercios.

Este tipo de fotografías hay que evitarlas no centrando el horizonte.

Como el cielo no es llamativo le damos importancia al suelo.

Si el cielo es llamativo le quitamos importancia al suelo y se la damos al cielo.

En esta imagen está situado el sujeto en un tercio (verticalmente) y el horizonte en otro (horizontalmente).

En esta imagen los objetos se ajustan a los dos tercios verticales.

En esta imagen se ajusta la catarata a un tercio vertical.

Apunta al cuello.- Derivada de la anterior regla. Al hacer retratos es aconsejable hacer coincidir la línea de los ojos con un tercio del marco. Esto es aproximado a hacer coincidir el cuello del sujeto con el centro de la fotografía.

Hay que evitar fotografías como las que aparecen a continuación, en las que hay gran cantidad de espacio vacío por encima del sujeto.

Capítulo: La composición (II)

Continuamos con la composición de las fotos.

¿Se me ve?.- Es típico encontrarse por la calle a un grupo de japoneses que hacen fotos a todos sus familiares pegados a un monumento y a una distancia de ellos bastante considerable. En estos casos nos encontramos con fotos en las que casi no se distingue al sujeto. Es bueno saber qué se está fotografiando, y si dos objetos no son compatibles en una misma fotografía, entonces hacer dos fotografías distintas. Mejor acercarse al sujeto y jugar con el zoom y la perspectiva para ajustar el fondo.

No, señora, no se le ve. Este tipo de fotografías hay que evitarlas.

En esta fotografía se pueden observar tanto el fondo como los sujetos de la escena.

Puntos fuertes.- Según la división por tercios de una escena, la confluencia de los tercios marcan unos puntos donde se hacen llamativos los objetos, llamados puntos fuertes. El centro es un punto fuerte. Es recomendable hacer coincidir los objetos con estos puntos.

Líneas.- En algunas fotografías quedan muy marcadas algunas líneas. Éstas deben ser ordenadas, que no se crucen y, a ser posible, que confluyan en puntos fuertes.

Capítulo: Zoom, perspectiva y distancia

  El zoom es un tipo de objetivo que permite acercar o alejar el sujeto que se quiere fotografiar sin tener que acercar o alejar la cámara. Sin embargo esta no es su única aplicación, pues también modifica la perspectiva de la escena.

La distancia.- Como ya se ha dicho el zoom permite acercar o alejar la visión a un objeto, abriendo o cerrando el campo de visión. Al acercarse se cierra el campo de visión, abriéndose al alejarse. Se modifica la distancia modificando la distancia focal, de la que se habló en el tema anterior. La visión humana equivale aproximadamente a 50mm.

28mm 50 mm 100 mm 200mm 300 mm

La perspectiva.- Al modificar la distancia focal se modifica la perspectiva. De este modo se puede modificar una proporción del sujeto respecto al fondo al modificar la distancia respecto a sujeto y utilizar una distancia focal distinta. El siguiente gráfico ilustra este concepto, así como las imágenes posteriores.

Es interesante observar cómo según se va utilizando una distancia focal menor aumenta el campo de visión. En esta serie de imágenes se ha ido modificando la distancia real al objeto, desde 4 metros aproximadamente a 0,4 metros, a la vez que se reduce la distancia focal.

300 mm 200 mm 80 mm 50 mm

Recomendaciones.- Al aumentar la distancia focal, el objetivo es más sensible a cualquier movimiento. Para evitar fotos movidas se recomienda utilizar un trípode o un tiempo de exposición bajo. Para facilitar esto último se recomienda el uso de una película muy sensible, de 400 ú 800 ASA.

Capítulo: El enfoque

El enfoque permite hacer nítido un sujeto. En las cámaras compactas el enfoque es fijo, no hay que enfocar. En las SLR manuales se enfoca mediante una rueda que hay en el objetivo. En las SLR con autofocus el enfoque se hace apuntando con el centro al sujeto y pulsando el botón de disparo suavemente. Apretando más se realiza el disparo. También permiten ser efocadas manualmente.

Distancia mínima.- Cada objetivo tiene una distancia mínima entre el objetivo y el sujeto, por debajo de la cual no es capaz de enfocar.

Los zooms de largo alcance (p.ej. 70-300) tienen una distancia mínima mayor, aproximadamente 1,5 metros, que los objetivos de menor alcance (p.ej. 28-80), aproximadamente 40 cm.

La distancia mínima puede reducirse para fotografías de cerca con lentes de acercamiento.

¿Cómo enfocar?.- Para evitar sorpresas, se recomienda que antes de hacer una fotografía se tenga claro cuál es el sujeto que se quiere enfocado, se enfoque éste (apuntando directamente sobre él) y posteriormente se haga el encuadre de la escena. Realmente, cuando enfocamos un sujeto lo que hacemos es enfocar una distancia. Si en la imagen se hubiera enfocado al centro los sujetos habrían salido desenfocados. Primero se enfoca a uno de ellos (pues están a la misma distancia), después se compone la escena (encuadrando) y finalmente se dispara.

Imagen

Con una cámara manual se enfoca el sujeto, luego se compone la escena y se dispara normalmente.

Con una cámara autofocus se apunta al sujeto, se presiona a la mitad el disparador para enfocar, se compone la escena manteniendo el botón pulsado y finalmente se presiona completamente para disparar.

Capítulo: Profundidad de campo

  En el tema anterior se explicaba que modificando la apertura de diafragma se modifica la cantidad de luminosidad que penetra en la cámara. También hay otro concepto relacionado con la apertura de diafragma, la profundidad de campo.