Friday, October 7, 2022
spot_img

Lo último

Hawking và Chronophage

Comparte esta publicación con tus amigos

El genio y físico británico Stephen Hawking inauguró en la Universidad de Cambridge, Reino Unido, un reloj muy peculiar.

No tiene números ni manecillas, pero en su esfera hay 60 hendiduras, que se iluminan para indicar la hora. Sin embargo, únicamente indica la hora con precisión cada cinco minutos, porque el resto del tiempo las luces sólo sirven de adorno.

El creador del reloj, John Taylor, especialista en la medición del tiempo, dijo que su intención es “fomentar el interés en este ámbito científico“.

Sobre el reloj se desplaza un gigantesco saltamontes, bautizado como “cronófago”, que significa devorador del tiempo. Cada paso que da, marca un segundo y sus movimientos generan destellos de luces azules que viajan por la esfera hasta detenerse en la hora exacta.

En la fabricación del reloj, a un costo de US$1,8 millones, trabajó un equipo de ocho ingenieros y artesanos, durante cinco años.

Taylor diseñó el aparato como homenaje al fabricante de relojes inglés John Harrison, quien resolvió el problema de la longitud en el siglo XVIII e inventó el escape saltamontes, un pequeño dispositivo interno que libera el engranaje de un reloj cada vez que oscila su péndulo.

“Quería mostrar que el tiempo es un destructor: cada minuto desaparece algo que uno no puede recuperar jamás“, explica Taylor.

Comparte esta publicación con tus amigos:

Latest Posts

spot_imgspot_img

Síguenos en las redes sociales

No te lo pierdas

Suscríbete

Suscríbete al boletín de y recibe las últimas y mejores Curiosidades.