Friday, October 7, 2022
spot_img

Lo último

Hitler no es Hitler… es una mujer (¿?)

Comparte esta publicación con tus amigos

ADN… Gracias ADN. Nuestras moléculas favoritas ayudaron hace un tiempito a identificar los restos de Nicolás Copérnico y a estudiar un poco más la ceguera de Galileo Galilei. En esta oportunidad nos remitimos a una nueva figura célebre, aunque no con el áurea de genialidad de las primeras dos figuras: hablamos de Adolf Hitler. Bueno, no estrictamente de él, en realidad.

Es que el arqueólogo estadounidense Nick Bellantoni ha realizado un descubrimiento más que trascendental, incluso clave para el estudio de la vida de la máxima figura de la historia del Nacional Socialismo. Lo único que ha quedado del presunto físico de Adolfito, su cráneo, resulta que ni siquiera es suyo. De hecho, es de una mujer.

La historia lo ha repetido incontables veces. Tras la caída del Tercer Reich, Hitler, en el interior de su bunker, tomó cianuro y luego se pegó un tiro. Los restos del Führer fueron encontrados junto a los de su esposa Eva Braun, empapados en petróleo y ardidos. Luego, el esqueleto de Hitler fue incinerado por la KGB, conservándose sólo su cráneo.

Sin embargo, Bellantoni ha sospechado de su autenticidad, ya que el presunto cráneo del Füher tiene paredes demasiado delgadas como para ser masculinas. Por ello, analizó su ADN en un laboratorio estadounidense para comprobarlo.

Sorprendentemente, el arqueólogo descubrió que el cráneo de Hitler corresponde al de una mujer, concretamente de entre veinte y cuarenta años de edad. Ah, y no se tratamente de Eva Braun.

Y ni hablar si se tratase de una mujer judía. Eso sería genial!

Comparte esta publicación con tus amigos:

Latest Posts

spot_imgspot_img

Síguenos en las redes sociales

No te lo pierdas

Suscríbete

Suscríbete al boletín de y recibe las últimas y mejores Curiosidades.