Saturday, October 1, 2022
spot_img

Lo último

Lingüística y matemática trabajando en conjunto

Comparte esta publicación con tus amigos

Asociar la lingüística con la matemática parece una tarea tan difícil como asociar la ciencia política con la biología. Sin embargo, los científicos Lieberman y Michel han emprendido un estudio que permite analizar la evolución de los verbos irregulares a través de funciones matemáticas.

Esto puede resultar a priori de una dificultad completamente intrincada e inabordable, pero una vez inmersos en la temática veremos que es algo completamente sencillo de entender y hasta razonable.

Estudiando siete reglas de conjugación de verbos que competían entre sí en el inglés antiguo los científicos llegaron a la conclusión de que los verbos a medida que los verbos irregulares se van haciendo más comunes y frecuentes, es más difícil que se regularicen.

La función matemática muestra que los verbos irregulares se regularizan a un ritmo inversamente proporcional a la raíz cuadrada de su frecuencia de uso. ¿Parece chino? No se alarmen, no es tan difícil. Digamos que un verbo que se emplea con una frecuencia 100 veces menor que antes evolucionará 10 veces más rápidamente. O sea, un verbo irregular utilizado con poca frecuencia tenderá a regularizarse (evolucionar según los investigadores).

Los científicos estudiaron 177 verbos irregulares del inglés antiguo, logrando ver que hace 1.200 años se seguían utilizando 145 de ellos, y actualmente quedan sólo 98 que continúan siendo irregulares. Esto puede dar una pauta de la longevidad de los verbos irregulares, lo cual puede hacernos ver cuánto deberemos esperar para que se regularicen. Los verbos irregulares ingleses que tienen menos posibilidades de regularizarse son los dos más frecuentes: to be y to think. Estos tienen una longevidad de 38.000 años y 14.400 años respectivamente.

No debemos engañarnos pensando que esto es demasiado rebuscado o complejo, pues en realidad es algo completamente empírico visto que los investigadores útil datos lingüísticos reales y verídicos. Una combinación de disciplinas bastante interesante para los objetivos de ambas. Se demuestra una vez más que la multidisciplinariedad es una estrategia científica de lo más productiva.

Comparte esta publicación con tus amigos:

Latest Posts

spot_imgspot_img

Síguenos en las redes sociales

No te lo pierdas

Suscríbete

Suscríbete al boletín de y recibe las últimas y mejores Curiosidades.