en

Por qué los freelancers están cambiando el mercado laboral

Trabajar como freelance te permite establecer un vínculo directo con tu cliente. Cada vez más empresas optan por subcontratar servicios independientes para reducir costos.

Un trabajador freelance es aquel que ofrece sus servicios de manera autónoma e independiente a través de proyectos de precio fijo o por hora. El término freelance viene originalmente de la época medieval cuando a los mercenarios se les llamaba de esta forma, puesto que eran caballeros que no servían a ningún señor y sus servicios podían ser alquilados por quien los necesitara. Más en concreto, etimológicamente, la palabra significa free=libre y lance=lanza. Más adelante en la historia, el término fue acuñado por Sir Walter Scott (1771-1832), en su reconocido libro romántico Ivanhoe.

¿Cuáles son las ventajas del trabajo freelance? 

La principal ventaja de ser un trabajador independiente es la libertad de poder administrar tu tiempo a tu gusto y de hacer el trabajo a tu propio ritmo, claro, siempre que cumpla con las pautas establecidas previamente con el cliente.

En general, un freelance tiene más libertad en comparación con empleados promedio. Otra ventaja que muchos trabajadores independientes disfrutan es no tener jefe. Tú eres tu propio jefe, lo cual también representa un desafío mayor, pues, ahora eres el encargado de cada aspecto de tu negocio, eso incluye que tengas trato directo con tus clientes.

También cabe destacar que hay un gran mercado lleno de oportunidades para quienes se inician como empleado freelance. Cada día más empresas se suman a contratar a este tipo de trabajadores, considerando el hecho de que no están obligados a pagar servicios adicionales ni beneficios, lo que representa un ahorro significativo para pequeñas y grandes compañías.

Esta ventana de oportunidad permite al freelance ofrecer precios competitivos y, poco a poco, ir generando una red de clientes. 

Ser freelance también te permite poder decidir, de acuerdo al cliente o tipo de trabajo, si deseas cobrar por hora o un precio fijo por proyecto. Además, ser trabajador independiente no sólo es un ahorro garantizado para las empresas, también puede serlo para ti.

Un empleado independiente no gasta su dinero en movilizarse hacia el trabajo, en la mayoría de los casos se trabaja desde casa (aunque también hay casos de freelancers que ofrecen trabajos locales, por ejemplo, jardinería, fotografía, sastrería, etcétera.), lo gastos generados serán, en todo caso, los servicios que necesites para ejecutar tus tareas (energía eléctrica, internet, comida…).

Sin embargo, también hay freelancers que optan por el arriendo de un espacio de co-working, que es básicamente un lugar para poder trabajar, recibir clientes e interactuar con otros trabajadores que se desempeñan de la misma manera.

Continuando con la idea de la generación de una red de clientes, complementario a eso, ser empelado freelance permite, por medio del trato a esas nuevas personas (con diferentes habilidades) no sólo tener otros contactos, también es una gran fuente de nuevos conocimientos y nuevos intereses. Trabajar en diferentes áreas te permitirá aprender nuevas habilidades que más adelante puedes monetizar.

Pero no todo lo que brilla es oro…

Como en todo trabajo o negocio, no todo es color rosa. La bolsa de trabajo en línea OCCMundial realizó una encuesta que reveló, entre otras conclusiones, que muchos de los empleados freelance consideran que este tipo de trabajo no es tan agradable como parece por muchas razones, entre ellas, que no siempre recibirás dinero quincenalmente, como la mayoría de los empleados.

En cambio, hay que tener en cuenta que se trata de un negocio con picos y caídas, en los que habrá meses con trabajo y meses sin trabajo, es decir, de ingresos variables. Tus ganancias dependerán de cuánto trabajes y llevar una vida organizada dependerá de que aprendas a racionar tu dinero para las épocas en las que no haya ganancia alguna. 

Entre otras desventajas, de forma más general, un empleado freelance tiene que estar preparado para el estrés, por ejemplo, de que sólo recibirá dinero por hora trabajada. Al ser freelance no hay beneficios como viáticos, impuestos o seguro social. 

Por otro lado, un empleado independiente debe considerar que trabajará solo, algo que en algunos casos puede generar aislamiento. También, en algunos casos, un trabajador freelance debe estar disponible las 24 horas, además de disponer de casi todo su tiempo en búsqueda de nuevos proyectos, lo cual nos lleva a la siguiente desventaja, la incertidumbre.

En este mercado, cabe reiterar, un trabajador autónomo tiene que considerar el riesgo de que haya temporadas largas sin trabajo, que no sólo afecta al bolsillo, también psicológicamente. 

Para ser tu propio jefe es muy necesario que seas disciplinado y organizado, la clave de conseguir y mantener la clientela se basa, no sólo en la calidad de tu producto o servicio, si no, en que seas responsable respecto al tiempo de entrega acordado y, si es posible, entregar antes.

La desorganización no está permitida en este negocio, no es posible ser exitoso como freelance si eres de los que hacen todo a última hora e, incluso, se permite llegar tarde a citas con clientes.

Pero, lo más importante: ¿cuáles son las ideas de negocio como freelance? 

Recuerda que al ser freelance tú decides cuál de tus habilidades quieres monetizar. Por ejemplo, puedes trabajar con algo relacionado a tu carrera universitaria, si tu caso es que eres académico.

También, puedes monetizar habilidades aprendidas empíricamente. Para decidir qué tipo de trabajo quieres desarrollar, es importante revisar no sólo tu potencial, también debes tomar en cuenta si tu negocio es o no una buena idea.

Algunas ideas de trabajo freelance son: 

Diseño gráfico y tareas relacionadas al diseño.

Fotógrafo para eventos.

Fotógrafo para banco de imágenes.

Videógrafo.

Redactor por encargo de artículos, libros, noticias, etcétera.

SEO, posicionamiento en la web.

Desarrollo de páginas web.

Programación HTML.

Jardinería.

Sastrería.

Reparar computadoras.

Entrenador físico personal.

Servicios de traducción, si se habla más de un idioma.

Chef a domicilio.

Barbería.

Cuidado de mascotas.

Paseo de mascotas.

Peluquería canina.

Tener un canal en Youtube.

Guía turístico.

Desarrollo de aplicaciones móviles.

Asistente virtual.

Como ves, son muchas las posibilidades como trabajador freelance son amplias, toma en cuenta qué es lo que puedes hacer, dónde, para quién… Evalúa tu plan de negocio, mantente al día con tu profesión (nuevas tendencias) y… ¡Bienvenido al mundo freelance!

Este post fue creado a través de nuestro nuevo sistema de publicaciones para autores. ¡Convierte en creador! + Publicar.

¿Que piensas?

30 puntos
Upvote Downvote

Votos total

Upvotes: 3

Upvotes percentage: 75.000000%

Downvotes: 1

Downvotes percentage: 25.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Loading…

¿Qué opinas de de esto? Comparte un comentario!

comentarios

¿Qué es el Bleisure? Una nueva forma de hacer negocios

14 curiosidades del mundo de los negocios